miércoles, 31 de agosto de 2016

¡Suben de nuevo Gasolina y Luz!, ¿y México?, llorando a Juan Gabriel. #Noticiasconelbote 29-Ago-16

¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
¡Tu Contribución es muy importante para que continúen las #Noticiasconelbotehttp://ow.ly/hdUz303HP5i

Hoy comentan @Mlucascir y @elbote

Comenten este video, debátanlo y compartan en sus redes sociales y correo electrónico, romper el cerco informativo ¡Está en tus manos!

Visita y comparte http://tiraderodelbote.com

Tiraderodelbote en twitter: http://twitter.com/elbote
Tiraderodelbote en Facebook: http://facebook.com/ElTiraderoDelBote

Noticieros con @elbote EN VIVO Lunes, Miercoles y Viernes 9:30 PM en http://ow.ly/10ioLe

¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube
Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv

martes, 30 de agosto de 2016

Proyecto Audi de Moreno Valle es un fracaso en materia laboral; sólo 2% de los trabajadores son poblanos

morenovallegasto
¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
La planta alemana armadora de  Audi, el gran proyecto de Moreno Valle en Puebla,  nunca fue la gran panacea como se vendió, ya que sólo 10 de los 2 mil trabajadores son de San José Chiapa y comunidades aledañas, de estos, ocho estaban en capacitación, es decir formalmente no eran empleados,  y dos eran contrataciones, “sólo un 2 por ciento de la contratación fue para poblanos, el resto es para personas de otros estado y del extranjero”, declaró María Vanessa Barahona de la Rosa, delegada en Puebla de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.
Barahona de la Rosa en entrevista con La Jornada de Oriente explicó que el proyecto Audi en el aspecto laboral ha sido un fracaso, pese a que el gobierno estatal invirtió 9 mil millones de pesos para la construcción de la planta en San José Chiapa, mientras que la empresa automotriz alemana invirtió mil 300 millones de dólares.
Recalcó que el proyecto Audi establecido en Puebla fue promovido por muchas personas con diversos intereses, la cual se vendió como un proyecto que favorecería laboralmente a los poblanos, pese a ello el 98 por ciento de los trabajadores no son de la entidad.
La armadora de Audi se inaugurará para el próximo mes de septiembre, informó la delegada y agregó que “es lamentable que una empresa que se anunció con bombo y platillos, para efectos de solucionar el problema de empleo en esa zona de nuestro estado, pues tenga ese problema”.
Asimismo el pasado 19 de agosto alrededor de cincuenta trabajadores de  Aldesa, Rubau y Topisa, quelaboran en la armadora de San José Chiapa,  cerraron desde las 8 horas la planta para demandar el pago siete millones de pesos en salarios, audedo generado por Audi  desde hace un año.
¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube
Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv

En Coahuila las historias de horror cometidas por delincuentes y autoridades abundan: sacerdote

Exigencia ley desapariciones forzadas
¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
En el marco del Día Internacional de las Víctimas de Desaparición Forzada, el sacerdote y fundador de la casa del migrante Frontera con Justicia, en Saltillo, Coahuila, Pedro Pantoja Arreola, declaró que en la entidad las “historias de horror abundan” las cuales son cometidas por los delincuentes y las autoridades.
El también precursor del movimiento de familias de desaparecidos en el norte de México invitó a los jóvenes y universitarios evitar el sentimentalismo que el gobierno propicia y mejor que se conviertan en actores de la realidad de miles de familias de desaparecidos en México.
Recordó que también las autoridades los han intentado tratar como “pendejos” y un caso emblemático fue después de la  masacre de migrantes de San Fernando, Tamaulipas donde centroamericanas en su intento de búsqueda de una vida mejor perdieron la vida, y el gobierno entregó un ataúd que supuestamente transportaba el cuerpo de una de las víctimas y dentro sólo habían huesos y basura.
Además el día de ayer,  en un reunión de colectivos, organizaciones de familiares de víctimas de desaparición forzada y agrupaciones civiles de defensa de los derechos humanos, donde intercambiaron opiniones sobre la  Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de Desaparición Forzada, Silvia Ortiz de Sánchez Viesca, coordinadora del Grupo Vida de Torreón, Coahuila expresó a Revolución TRESPUNTOCERO que la elaboración de dicha norma no se puede  consumar sin consultar a los familiares de personas desaparecidas quienes han luchado incluso contra las autoridades.
Por su parte Mireya Villarreal, madre dos hijos  desaparecidos en Torreón,  durante su participación en el foro para promover la solidaridad entre jóvenes universitarios expresó que cuando empezó el movimiento de familiares de desaparecidos en la entidad, en 2012, una señora les gritó que mejor se pusieran a trabajar cuando ésta no sabe del dolor de perder a un hijo.
Y que existen muchos casos de familiares que no saben dónde desaparecieron sus hijos, sólo saben que no regresó nunca más a su hogar y que en otros casos como el de ella, el 10 de junio de 2010 sus hijos Luis Lauro y Jorge Arturo, 20 y 24 años respectivamente, fueron secuestrados por un comando dentro de su casa, mientras dormían.
Cabe recalcar que los mecanismo de búsqueda en la entidad gobernada por Rúben Moreira  ha tenido deficiencias que han sido denunciadas por las madres y padre en búsqueda de los desaparecidos, debido a que “el enfoque de las procuradurías, es hacia la búsqueda de los responsables y del delito, pero no de la persona desaparecida, también ha formado parte de los motivos por los cuales los resultados han sido deficientes e infructuosos. Es por ello que esperamos el gobernador no ignore los acuerdos construidos en la Mesa de Búsqueda e Investigación, en la que participaron Funndec, instancias del gobierno estatal y federal y organizaciones de derechos humanos, donde se acordó la creación e independencia de la unidad de búsqueda para personas desaparecidas hace años”, detalló para Revolución TRESPUNTOCERO,  Michael Chamberlin.
Asimismo en la entidad la violencia se ha recrudecido, ya que además de las desapariciones perpetrados por grupos delictivos, este 2016 las extorsiones incrementaron un 300 por ciento, mientras que los homicidios un 53 por ciento, cifras con base al  Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SENSP).
¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube
Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv

Ingenieros ofrecieron 3 pesos por cada árbol tirado; a Isabel le recordaron lo que es resistirse a una empresa eólica al incendiarle su parcela

ENERGÍA EÓLICA, HOSTIGAMIENTO
¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
(30 agosto, 2016. Revolución TRESPUNTOCERO).- “Vayan a buscar a otros, porque esta parcela es mi reliquia, es el recuerdo de mi padre, no está en venta ni en renta, porque cuando yo llego a ese lugar siento que él está vivo”, respondió Isabel Jiménez, a dos de los ingenieros de la empresa gas Fenosa.
Ambos hombres representaban a los empresarios que lucran con el viento, pero también la represión, el hostigamiento, la humillación y el engaño de las empresas de energía eólica, que con la ayuda incondicional del gobierno local, estatal y federal han obtenido ganancias multimillonarias a costa de la vida y la alimentación de muchas familias en Juchitán.  
La historia de Isabel es amplia y su narrativa fluye cuando describe la lucha de su pueblo, lucha que también es suya; entre palabras y breves pausas, los sentimientos se escapan, pero logra contener las lágrimas. Su dolor se refleja en cada una de sus palabras, al conversar con Revolución TRESPUNTOCERO.
14191474_10208449202885726_1583554108_o
Ella es representante de la Asamblea Popular del Pueblo Juchiteco, un nutrido grupo de campesinos que luchan por ganarle a los empresarios, a quienes hace algunos años llegaron a engañar a los dueños de parcelas, asegurándoles tendrían millones si permitían que en su tierras se instalaran aerogeneradores. El dinero no llegó, las empresas permanecen y tan solo en Juchitán existen 12 parques eólicos, que han dejado una gran derrama económica, pero solamente para los empresarios y posiblemente, dicen, para los gobiernos vía corrupción.
En 2013, dos ingenieros visitaron a la madre de Isabel, quien en aquel entonces, gracias a su hija sabía que en Panamá este tipo de empresas habían destruido la vida y tranquilidad de las comunidades y también conocía sobre “Las venas abiertas de América Latina”, por lo que cuando le ofrecieron “ganar muchos millones” a cambio de rentar sus tierras, ella se negó rotundamente.
Al insistir, les preguntó a ambos, “ustedes que estudiaron díganme qué calidad de vida piensan dejarles a las futuras generaciones después este proyecto”, no dijeron nada, se levantaron y se fueron. Pero no significó dejar de insistir. Cuando supieron que ahora la propietaria de la tierra era Isabel la buscaron.  
“Me llevaron una invitación, me dijeron que para no hacerlo de casa en casa ya tenían un lugar de reunión que era un rancho cercano a mi parcela, también me enteré que habrían otros campesinos en aquella junta. Ese era el momento para hacer una serie de preguntas que posiblemente los campesinos no harían y así se darían cuenta de los riesgos que implicaba permitir aerogeneradores en nuestras tierras.
Llevé a seis sobrinos y cada uno le pedí hiciera ciertas preguntas a los representantes de las empresas. Una de éstas fue cuánto espacio ocuparían los aerogeneradores, uno de ellos respondió que solamente 1 metro cuadrado, por lo que un sobrino les reviró ‘en serio eso nada más, porque yo he visto en otros lugares y el espacio es más grande, volvió a responder: ‘posiblemente 4 metros cuadrados, es el máximo ocupamos”, narra Isabel.
Quien cuestionó que eso fuera verdad, puesto que había investigado con un ingeniero y le había dicho que eran 64 metros cúbicos lo que ocupaba una sola base, y agregó “¿por qué engañan a los campesinos así?” Un propietario que estaba a su lado preguntó si su ganado podría pastar cuando ya estuviera instalado el aerogenerador, y aunque le respondieron que sí, lo hicieron de manera nerviosa.  
Esto porque instalando los también conocidos ‘molinos de viento’, no queda espacio y a esto se suma que los empresarios una vez obtenidos los permisos toman como suyas las tierras y no permiten que el dueño realice algún tipo de actividad, no sin el consentimiento de la empresa.
14202807_10208449212805974_488001875_o
En aquella reunión, algunos campesinos desistieron de la idea de rentar sus tierras, esto porque uno de ellos preguntó si los árboles que se encontraban dentro de las propiedades se mantendrían, los ingenieros respondieron que no, pero a cambio cada uno de los que talaran se los iban a pagar.  
“¿A cuánto?”, preguntó la misma persona , la respuesta: “tres pesos por cada árbol que se tire”, “si un campesino llegaba a tener 20 mil pesos anuales por la venta de las ciruelas y mangos. Cómo iba a dejarlos talar por tres pesos. Él comentó que la cosecha de ambos frutos, es de cinco a seis generaciones atrás, y ellos de buenas a primeras querían tirar todo, todavía le respondieron ‘pero si se los vamos a pagar’.
Ya molesto, el campesino les dijo, ‘mejor denme una bofetada, tanto tiempo para que crezca un árbol y puedan producir, y ustedes quieren pagar tres pesos’, si no hubiéramos hecho ese tipo de preguntas posiblemente la mayoría de los vecinos hubieran hecho compromiso con la empresa Fenosa”, agrega Isabel.
Ese fue el inicio de una incansable lucha por parte de los campesinos de Juchitán, quienes, con la representación de Isabel Jiménez han expuesto su caso en Washington, e incluso hasta Ginebra, Suiza, pero como suele suceder con los casos de violaciones a derechos humanos, los tres distintos órdenes de gobierno han fingido ceguera absoluta, no solo ante la explotación, sino ante el inminente peligro, demostrado con distintos elementos de prueba, que padecen quienes se mantienen en resistencia.  
La resistencia a los parques eólicos se hizo visible el 25 de febrero de 2013. Isabel se integró porque fueron los campesinos y pescadores, quienes le conseguían los productos para su actividad, quienes la invitaron a participar. “Ellos fueron los que me confirmaron que ya las eólicas comenzaban a escarbar en la zona más húmeda, donde había mayor variedad de flora y fauna.  
Desde 2007 comenzaron en zonas como La Venta, la Ventosa, Santa Rita y parada San Vicente que son territorios de Juchitán, porque forman parte de las 68 mil hectáreas que pertenecen a las tierras comunales de la cultura zapoteca. Ya para 2013 comenzamos esta resistencia porque las afectaciones son incontrolables, esto ya estaba sucediendo en nuestra comunidad sin ninguna consulta previa libre e informada, como lo marcan los estándares internacionales, que tiene que ver con el respeto a los pueblos indígenas”, añade la entrevistada.
Siendo una practicante de la medicina tradicional, para Isabel la flora de su región le es de suma importancia. “Trabajamos la medicina tradicional alternativa, con las hierbas, con los árboles de esta zona de Juchitán. Hoy las empresas afectarán los espacios donde se combina el agua dulce con el agua salada, donde el manto freático está a escasos metros y se encuentra la laguna superior que nos alimenta todo el año, toda la vida”.
A su vez, en esa misma zona, existe una variedad de especies de animales que estás sufriendo peligro de extinción ante la invasión, destrozo y rompimiento de las eólicas. Isabel explica que han dejado sin hogar a distinta fauna, y sin alimentación, porque al escarbar e instalarse en poco más de 10 metros de profundidad y 64 metros cúbicos rellenos de varillas y cemento en cada hectárea, han desaparecido las especies de animales y las plantas medicinales.  
Ella explica que anteriormente, ella le pedía a los campesinos y pescadores hiervas y ellos les entregaban costales, pero de pronto, ya desde hace algunos años, comenzó a escasear al grado de hacerle falta distintos productos y verse en la necesidad de viajar no solamente a la ciudad de Oaxaca, sino hasta Chiapas, generando con esto mayores gastos y menores ingresos.
Además de lo anterior, Fenosa, ha afectado sitios litúrgicos, lugares de culto y espacios históricos, como lo hicieron “donde fue la guarida de la rebelión de Juchitán había tumbas y entre éstas y las capillas sembraron aerogeneradores y han ocupado el camino comunal”.
Otro ejemplo, son los pozos, los que han bajado su nivel de agua, porque al construir y rellenar con cemento las bases, se obstruye las venas del manto freático que alimentan los pozos, entonces aquellas cosechas de maíz, calabaza, frijol, sandía, melón, pepino y Jitomate son sembradíos afectados, y el tiempo y cantidad de las cosechas ha venido en disminución.
Otra problemática ha sido el desmembramiento de la unidad de la comunidad. Los empresarias han sido capaces de contratar a quienes difamen a los miembros del comité de lucha, que ha sido lo menos agresivo, ya que los secuestros y los atentados han sido constantes, sin dejar de agregar las llamadas telefónicas amenazantes, donde les exigen que dejen de la resistencia en contra de los parques eólicos.
El primer reclamo, en 2013, fue no haber tenido una consulta previa libre informada, lo que provocó la primera represión al campamento donde se encontraba la disidencia. A un mes de iniciado el plantón, el 26 de marzo de 2013 los intentaron desalojar, era de noche y no habían muchas personas ahí, porque los demás estaban cuidando el camino comunal, se lo habían bloqueado a la empresa, aunque ésta había abierto otro y contrató pistoleros para cuidarlo.
Llegaron los policías y lastimó a hombres y mujeres por igual. El intento de desalojo no lo lograron porque la comunidad de Juchitán se unió ante el forcejeo, ahí mismo detuvieron a una policía (mujer), a quienes intentaban intercambiar por los detenidos de la resistencia. Aunque aquello casi les cuesta la vida, ya que los policías buscaban “romper el diálogo” para pasar a la represión.
Después de aquel episodio, los campesinos en resistencia comenzaron a ser calificados como terroristas. Los inculparon de quemar carros, cuando hubo testigos que además de gases lacrimógenos fueron los mismos elementos quienes incendiaron los vehículos, todo esto con el resguardo de la Marina.
Aún con la violencia la resistencia se mantuvo y se logró que en 2014 se llevará a cabo una consulta, la cual estuvo a cargo de la Secretaría de Energía. “Pero fue amañada y se violaron cantidad de veces los derechos humanos”, denuncia Isabel.
“Los requisitos de una consulta indígena dicen que debe de ser previa, libre e informada, culturalmente adecuada y de buena fe, no fue nada de eso. No de buena fe porque no vieron la necesidad de la comunidad e hicieron que empatara con sus fechas en las que tenían que realizar otras actividades, así como los horarios de los campesinos, los trabajadores y las amas de casa.
No fue previa porque ya habían contratos de manera privada con los dueños de estas parcelas porque al ser territorio comunal debieron de haberlo hecho delante de toda la comunidad. Y el estudio de impacto ambiental, no fue realizado en la comunidad, nos dimos cuenta por los tipos de plantas y animales que presentaban, esta información debía haber sido tripartita, entre la comunidad, la empresa  y el gobierno, que debería ver donde se pretendía imponer las eólicas  
Y además no fue libre en la consulta porque en lugar de informar a la comunidad por medio de anuncios y perifoneo, se amenazó y amedrentó a los habitantes. Cuando la asamblea popular del pueblo juchiteco llegamos en la consulta vimos a mucha gente con armas, por eso ya no es libre, desde el primer día comenzaron las amenazas por teléfono nos decían que nos saliéramos de ahí que sino lo hacíamos se iban a desquitar con nuestras familias”, sentencia Isabel.
Quien a su vez agrega, que a uno de sus compañeros hombres con armas largas y encapuchados lo seguían, según alertó la población, además había vigilancia y constante tránsito de carros sin placas y con vidrios polarizados. Aunque mantienen medidas cautelares, Isabel denuncia que los policías nunca acuden a sus llamados y el botón de pánico que les entregó el Mecanismo de Segob, solamente los comunica a Telcel.
Como pasó con su compañero Mariano, a quien un grupo de hombres en un carro comenzaron a vigilar su hogar, y al comunicarse con la policía solamente se dedicaron a interrogar si podía ver si quienes estaban afuera de su casa estaban armados o no. Los elementos se presentaron hasta el día siguiente, sin realizar ningún tipo de acción relevante.
A Isabel también le recordaron lo que es resistirse a una empresa eólica, incendiaron su parcela, los peritos aseguraron que fue un acto premeditado, nadie le avisó y nadie dijo si vio algo. Poco después las amenazas siguieron y una serie de disparos se escucharon afuera de su casa, un día antes de su asistencia a la consulta. Pero no fue suficiente, continuó asistiendo y luchando.
“La consulta fue cerrada cuando quisieron con amenazas y mal hecha, por eso interpusimos una demanda de amparo, la cual lleva un año y no ha habido respuesta por parte del juez. En el tiempo que se realizó la supuesta consulta, incluso la ONU documentó las violaciones a derechos humanos, además de PROSDEC la organización que nos da acompañamiento y lleva el caso jurídicamente.  
Estando en una reunión de la consulta, no les importó que gente de la ONU estuviera presente, también junto con ellos nos encerraron en la casa de la cultura, en otra ocasión hicieron lo mismo estando ahí la brigada internacional de paz”, recuerda Isabel.
Mientras todo esto pasaba Fenosa con sus pistoleros logró entrar y construyó los aerogeneradores en las tierras de los campesinos ya les habían entregado, antes de conocer la información completa.  
“Dentro del territorio de Juchitán las 12 empresas que tienen parques eólicos entraron de manera violatoria porque en lugar de hablar con toda la comunidad fueron a ciertos lugares, con ciertas familias a pedir que les rentaban o vendieran en las tierras.
Por medio de engaños y mentiras a los campesinos les quitaron sus tierras, les dijeron que ganarían millones, pero hasta hace dos años les pagaban solamente el 1% (repartidos entre todos los que rentan) del total de las ganancias de la empresa, hasta hace dos años les dieron 15 mil pesos anuales a cada uno, ahora solamente les entregan vales, que pueden canjear solamente por herramientas como hachas y motosierras”, comenta Isabel.
14114668_10208449212885976_2077721680_o
Para quien le resulta un hecho irónico, puesto que los campesinos ya no tienen tierras donde sembrar y que trabajar, ya sea porque los aerogeneradores han echado a perder el territorio, como es el caso de ciertas milpas donde los elotes ya no nacen, o porque ya no tienen el espacio para cultivar absolutamente nada.
Este martes Isabel Jiménez será la voz nuevamente de toda la comunidad de Juchitán, dará a conocer su caso ante el grupo de la ONU que estará en México durante toda la semana documentando las violaciones a derechos humanos por parte de empresas.
Ella espera sea una oportunidad para evidenciar el dolor, sufrimiento y cansancio de una comunidad que se resiste a ser pisoteada por las multimillonarias empresas que han acaparado el viento.
¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube
Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv

“Hay días que me despierto llorando y no puedo parar. Ya no quiero seguir”: jubilada de Mexicana de Aviación

HISTORIAS DE AFECTADOS POR MEXICANA
¡Dale Like, comparte y deja tus comentarios!
(30 agosto 2016. Revolución TRESPUNTOCERO).- Hace algunos días, Revolución TRESPUNTOCEROdocumentó y narró la problemática legal que todavía tienen que enfrentar los ex trabajadores de Mexicana de Aviación, luego de seis años de que la aerolínea dejara de realizar operaciones en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), tras ser  declarada en quiebra.
También se expuso la actual querella que mantiene un grupo de integrantes de la Asociación de Jubilados, Trabajadores y ex Trabajadores de la Aviación Mexicana (AJTAM) con su ex abogado, Juan Iván Peña Neader, quien luego de ser retirado de la defensa legal de éste, los amenazó con embargarles las pensiones que todavía ni cobran, en un evidente acto de intimidación, pues la ley señala que este tipo de ingresos son inembargables.
Además, el litigante cercano a ex funcionarios de la administración de Felipe Calderón y políticos panistas todavía activos, comenzó una estrategia de intimidación en contra de los más de 300 ex trabajadores que le rescindieron el contrato para que los representara.
Sin embargo, además del litigio jurídico que mantienen desde hace por lo menos cuatro años para exigir que se respeten sus derechos laborales y les sean otorgadas sus pensiones atrasadas, los ex trabajadores de Mexicana deben sortear otros desafíos como lograr sobrevivir diariamente, pues la quiera de la empresa –de la que hacen responsable directo a su último dueño, Gastón Azcárraga- los dejó literalmente en la calle.
Estas son algunas de sus historias.
Crisis nerviosa y enfermedades
Martha Hernández García, trabajó durante 23 años en Mexicana de Aviación. El último puesto que ocupó fue como supervisora abordo y a pesar de su impecable paso por la empresa, del esfuerzo y compromiso con que hizo su trabajo, de la noche a la mañana la dirección de la aerolínea la dejó “en el aire”, sin darle siquiera una explicación: “todo por lo que luché durante todo ese tiempo de trabajo, lo perdí”, sostiene.
Luego de perder su trabajo, también perdió su patrimonio. Tras atrasarse unos meses en la realización de los pagos, le fue embarcada una casa en la que por 18 años estuvo invirtiendo. Tenía un crédito hipotecario que el banco decidió asignar a otra persona sin previo aviso, por lo que cuando nos nuevos “dueños” de su hogar se comunicaron con ella para comunicarle que tenía un mes para desalojar el inmueble, la sorpresa fue mayúscula. Ya no pudo hacer nada.
“Las personas que ya tenían adjudicada la casa me ofrecieron 25 mil pesos porque les firmara unos documentos. Si no los tomaba, de todos modos iban a proceder a sacarme; ya tenían la adjudicación y ¿cómo pelear si no tenía ni tengo con qué pagar un abogado? No me pude echar un compromiso de ese tipo, no tengo con qué responder. Para el banco era dinero y no le interesó nada más”, confió Martha en entrevista con Revolución TRESPUNTOCERO.
T1
A consecuencia de la pérdida de su patrimonio y de su empleo, la ex supervisora de Mexicana comenzó a presentar problemas médicos. Luego de varios meses de malestares físicos, le fue diagnosticado que padecía de migraña y presión alta. Los médicos atribuyeron ambas enfermedades a su inestabilidad nerviosa.
Las posibilidades de tratarse ambos padecimientos también se vieron reducidas por la carencia de liquidez económica y la falta de acceso a servicios médicos que proporciona el Estado, por lo que –como miles de capitalinos de escasos recursos- Martha se ha visto en la necesidad de hacer uso de los limitados servicios de atención que proporcionan médicos contratados por cadenas de farmacias. Por ahora, son los únicos que puede costear con la módica cantidad de 30 pesos por consulta.  
“Un médico particular es muy caro y yo vivo al día. Finalmente, lo que nos ha ayudado en gran medida, es el hecho de poder colaborar en la cafetería que tenemos en el aeropuerto”, agregó.
El espacio al que se refiere, es un pequeño negocio que los ex trabajadores de Mexicana de Aviación montaron en el aeropuerto para vender a los usuarios, alimentos que ellos mismos preparan y para mantener su presencia en las instalaciones; para continuar haciendo visible la problemática a la que se enfrentan y al mismo tiempo, para ganar algunos recursos, pues la mayoría de los ingresos que obtienen los vuelven a invertir en la adquisición de los productos.
Martha se coordina y turna con el resto de sus compañeros para atender y cuidar del negocio, por lo que sus ingresos tampoco son seguros.
Actualmente, uno de sus hermanos le permite ella y a su hijo, vivir con él.
La quiebra de Mexicana, además de generar una crisis en la economía de Martha, también afectó el desarrollo su vástago. Es madre soltera y el joven apenas pudo terminar la preparatoria abierta, su modo de vida cambió drásticamente luego de que a su madre se le negara el pago de su pensión, pues dependía completamente de ella.
“A mi hijo le afectó muchísimo, tuve que sacarlo de la escuela. Yo tenía las posibilidades de pagarle una escuela privada y cuando nos suspendieron el pago, ya no hubo la oportunidad. Él tuvo que ver la manera de aportar a la casa. Obviamente le afectó emocionalmente y de muchas otras maneras. Tenía cierta calidad de vida y luego, todo eso cambió”, recordó Martha.
Cuestionada sobre el papel que jugaron los ex representantes de los trabajadores –Lizette Clavel, secretaria general de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación de México (ASSA) y Fernando Perfecto, dirigente de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA)- en la pelea porque se garantizaran sus derechos, la ex supervisora no tuvo reparo en declarar: “son unos traidores, no se comprometieron con la causa, sino con sus intereses particulares”.
Además, Martha subrayó que Peña Neader les dijo en varias ocasiones que no valía la pena pelear por sus pensiones y desestimó que Mexicana de Aviación haya tenido problemas financieros porque –como dijo su dueño- los contratos de los trabajadores fueran muy altos.
“Es un trabajo en el que se corre un alto riesgo; entonces, la compensación era estipulada tomando como base ese riesgo. Es un trabajo muy bonito, pero hay riesgos físicos. El contrato no era caro, era como cualquier otro”, explicó.
Además de los problemas médicos, Martha debe enfrentar otro inconveniente: su edad, que se ha convertido en un impedimento para conseguir trabajo.
“Los que tienen que ver con la aviación, son trabajos especializados y desafortunadamente en México, no se valora en ningún lado la experiencia de la gente. Cuando uno llega a determinada edad, lo que quieren es deshacerse de uno en lugar de aprovecharlo. Aunque esté uno en plenas posibilidades de desempeñar cualquier otro trabajo, no le dan a uno la oportunidad. Es muy injusto el mercado laboral”, agregó.
T2
La ex supervisora declaró que aunque ha habido varios intentos por dialogar con Peña Nieto, pues en varias ocasiones han enviado cartas a la Oficina de la Presidencia de la República para que les den audiencia, nunca les han respondido, por eso, le envió un mensaje al Ejecutivo federal:
“Le pido al presidente que cumpla con su promesa de campaña; cuando fue a visitarnos, nos dijo que haría todo lo que estuviera en sus manos y más, para que Mexicana regresara a volar. En este momento es complicado, pero no imposible. Está en sus manos”.
Sin embargo, en el escenario más complicado que se puede configurar por la presencia de intereses que impiden que la aerolínea salga a volar, Martha sólo exige que se respeten sus derechos y se haga efectivo el pago de sus pensiones, pues han quedado completamente desamparados.
“Que cumplan con lo que deben, para eso se les eligió. Lo que uno espera como trabajador de toda la vida, es disfrutar de lo que ganó a base de mucho trabajo y sacrificios; sacrifica uno a la familia, a los hijos, todo para poder lograr tener una buena calidad de vida al final de su carrera. Les exijo, a nombre de todos los sobrecargos jubilados, que cumplan, por algo existen las leyes, las autoridades y no es posible que hayan desconocido un convenio ante Conciliación y Arbitraje, una instancia gubernamental hecha para defender a los trabajadores”, reclamó la ex trabajadora.
Agonía en vida
Luis Enrique Islas Corral padece de presión alta, pero aun así todos los días sale a las calles a “andar a las vivas” para ver qué consigue para comer. “Hago de todo menos robar”, dice.
Durante 28 años trabajó en la aerolínea, los últimos, como supervisor de vuelo o “mayoral”, la mayor autoridad entre el equipo de sobrecargos.
“Yo nada más quiero justicia, es un palabra que le duele mucho a algunos, pero yo nada más quiero que me paguen lo que me deben. Buscan a gente por robarse un pollo y a Gastón Azcárraga, quien se robó más de 3 mil millones de dólares, lo dejan estar tranquilamente en Estados Unidos. Creo que está coludido con las autoridades y que no hay voluntad política para atender el tema. Exijo que se haga justicia por todo lo que ocasionó una sola persona y que no han podido resolver en dos administraciones federales”, dijo Luis en entrevista con Revolución TRESPUNTOCERO.
Además de la exigencia, Luis pide que las autoridades sean sensibles ante las necesidades de casi 700 jubilados pero al mismo tiempo cuestiona: “¿qué gasto podríamos representar para el gobierno?, no le quitamos ni un pelo al gato”.
“Le diría a las autoridades que sean sensibles a la tragedia que ocasionó una sola persona que tiene nombre: se llama Gastón Azcárraga y anda en Estados Unidos, con la venia de las autoridades. A mí no me sirve de nada que ese señor esté en la cárcel, sino que regrese lo que se robó. Yo no quiero más, sólo quiero mi dinero y el de mis compañeros. Los diputados y senadores ganan muy bien, ellos podrían contribuir para pagarnos. Reto a todas las autoridades a que pasen un mes sin cobrar, a ver cómo le hacen; que estén sin cobrar y sin casa como nosotros a quienes literalmente, nos dejaron en la calle”, agregó el ex trabajador.
Al igual que Martha, Luis perdió todo su patrimonio. El departamento que habitaba junto con su familia, dos autos y otra propiedad pasaron a la historia por no poder seguir realizando los pagos mensuales que representaban, luego de que desde hace cinco años le dejaran de dar su pensión.
Actualmente su familia y él viven con un amigo que los recibió en su casa.
Luis reconoce que ha habido ocasiones en las que no han tenido recursos ni para comer, pero agrega que el respaldo de su familia le ha permitido tener el impulso para salir adelante.
“Todo ha sido todo un viacrucis. Este domingo se cumplieron seis años de que paró operaciones la empresa. En un principio pensábamos que se iba a resolver el problema, pero conforme pasaron los días, los meses y luego los años, nos dimos cuenta que se perdía la lucha por nuestros derechos y por los de la gente activa. A nosotros los jubilados, de un día para otro nos dejaron de pagar”, recordó.
Acusó de indiferencia a las autoridades del sexenio de Felipe Calderón, quien cuando fue candidato a la presidencia -en 2006- les hizo llegar a cada uno de los empleados de Mexicana de Aviación, una carta en la que prometía que si se veía favorecido con su voto, sus trabajos no correrían ningún riesgo; además, criticó que la administración panista ni siquiera haya pensado en la posibilidad de rescatar a la aerolínea.
“Después vino lo difícil: que no nos pagaran. Eso generó que nos fuéramos disminuyendo emocionalmente. Todo esto ha sido una agonía en vida”, reclamó Luis.
El ex supervisor de vuelo contó que ha trabajado en áreas muy diversas para generar recursos para su familia: ha recuperado varias cuentas Afore de sus compañeros, vendido comida, lavado coches e incluso “le he jugado al extra”.
Aunque haber perdido sus ingresos afectó profundamente la estabilidad de su familia, Luis atribuye que permanezca unida al cariño mutuo que se profesan y a que han sabido aprehender de la crisis por la que pasan, aunque subraya que continúa aspirando a darle lo mejor a sus hijos, aunque conseguir un trabajo estable no ha sido posible.
“En este país no dan trabajo a pesar de la experiencia que tengas. Hablo dos idiomas, estoy preparado, pero eso no lo ven por mi edad. He solicitado trabajo en varios hoteles, restaurantes, en el área de relaciones públicas y me dijeron que todo estaba muy bien, pero que la edad era un impedimento para la contratación. Además, ya no dan ningún tipo de prestaciones”, detalla Luis quien pensaba que una vez que se jubilara, podría poner un negocio y disfrutar de la compañía de su familia, lo que poco pudo hacer mientras trabajaba en Mexicana, pues se ausentaba semanas enteras por los viajes que tenía que realizar.
Cuando Revolución TRESPUNTOCERO preguntó sobre los acercamientos que han gestionado con la actual administración federal, Luis recordó que Peña Nieto les dijo que los apoyaría, pero solo fueron promesas: “dijo que apoyaría el regreso de Mexicana de Aviación, pero hubo un cobro de facturas de la familia Alemán, dueños de Interjet. Ellos tienen mucho interés en quitarle lo poco que le queda a Mexicana. A ellos no les conviene que regrese a volar”.
Islas Corral exigió a las autoridades respeto a sus derechos y reiteró que no quieren otra cosa más que lo que ya les pertenece por haber trabajado por décadas en la aerolínea que llegó a ser la más importante del país y la cuarta a nivel mundial.
Respecto de las amenazas que ha proferido en su contra el ex abogado del movimiento, Luis criticó que Peña Neader haya insistido en que dejaran de luchar por su pensión: “cómo se le ocurre decir que ya no sigamos con la lucha de los últimos cuatro años. Los primeros dos años fueron una pérdida de tiempo. Fue una fregadera lo que nos hicieron”, sostiene.
Luis explicó que retiró a Peña como su representante legal por un simple motivo: “no voy a estar representado por un tipo que me dice que debo estar sentadito a ver a qué hora me pagan”. Cuando se le cuestionó si le preocupan las amenazas del litigante, explicó que un par de abogados de la Junta de Conciliación y Arbitraje le dijeron que no podía haber ninguna repercusión en su contra, por lo que se mantiene tranquilo.
Sobre la adquisición que Azcárraga hizo de Mexicana, su quiebra y el papel que ambas administraciones federales jugaron en el tema, Luis fue categórico al declarar: “rompieron los sueños de todos, en lugar de haber consolidado a la empresa para que siguiera dando fuentes de trabajo, expandiéndose y que nosotros, quienes contribuimos con nuestro granito de arena, hubiéramos tenido una retribución para disfrutar de nuestra jubilación, rompieron nuestros sueños. Hay casos de compañeros que han muerto, otros que se han suicidado y algunos más que se encuentran con enfermedades terminales por su culpa”.
Depresión y angustia
María Antonieta Díaz Cervera trabajó como sobre cargo durante 23 años en Mexicana de Aviación. El último cargo que desempeñó, fue de sobrecargo supervisor B. Cuando se enteró de la problemática de la empresa, vivía en Colima, pero de inmediato se trasladó a la Ciudad de México, dejando su casa en ese estado costero.
Para no perder el derecho a ser atendida en el Instituto Mexicano del Seguro Social entró a trabajar como cajera en una tienda de autoservicio, con ingresos equivalentes al 10% de lo que percibía en la aerolínea.
Meses después, a su madre le diagnosticaron cáncer, por lo que tuvo que dejar de trabajas. Poco más de medio año más tarde, falleció a consecuencia de esa enfermedad. María Antonieta, Tony -como cariñosamente la llaman sus ex compañeros- y su hermana, se hicieron cargo de los gastos funerarios que el deceso generó.
“No pude ayudar a mi madre comprándole los medicamentos que necesitaba o llevándola a otros médicos; no pude darle más calidad en los últimos meses de vida. Murió en la casa”, contó Tony a Revolución TRESPUNTOCERO.
T3
Luego de la pérdida, una prima le ayudó a Tony para que volviera a recuperar las ganas de salir adelante, comenzando por el trabajo. Desde entonces, se ha desempeñado como chofer, empleada doméstica y cuidando adultos mayores.
La última señora a quien cuidó tiene 93 años, pero su familia decidió internarla en un asilo, lo que provocó que Tony volviera a quedar desempleada, lo que no es fácil a sus 58 años.
Ella, al igual que Martha, colaboran preparando alimentos en la cafetería que mantienen en el Aeropuerto Internacional; sin embargo, cada vez la carga es mayor. “No tengo fuerzas, muchas veces no quisiera ni ir, me tengo que levantar a las cuatro de la mañana, vivo por Tláhuac e ir al aeropuerto se me complica porque tengo que transbordar cuatro veces en el metro para poder llegar. Hay veces que no me quiero ni levantar. Da mucha impotencia y es frustrante que después de haber trabajado tantos años y ahorrado, tenga que volver a empezar, pero con 40 años más de vida”.
Tony confió a este medio que incluso, ha pasado por su mente suicidarse.
“Estuve a punto de tomar esa decisión. No sé si se llame cobardía o fuerza de voluntad el no haberlo hecho, pero así es. Tomo medicamentos, antidepresivos, que una prima que es psiquiatra me recomienda porque de otra manera no podría funcionar. Hay días que me despierto llorando y no puedo parar. Ya no quiero seguir. Hay días en los que digo que ya trabajé mucho y no quiero seguir”, detalló la mujer de 58 años de edad.
Además de la depresión, Tony debe hacer frente a la artritis reumatoide y a la hernia que tiene en un disco de la columna que le impide desplazarse fácilmente en el transporte público y más cargada de las bolsas rellenas de productos que lleva a la cafetería del Aeropuerto. Su salud, ha minado mucho y tampoco tiene acceso a atención médica. Cuando se jubiló de Mexicana de Aviación, le hicieron firmar una carta en la que renunció a ese derecho, pero entonces eso no era un problema porque creía que siempre contaría con su pensión.
Hace poco, Tony se enteró que unas personas –respaldadas por funcionarios del Infonavit- habían intentado adueñarse de su casa en Colima, por lo que acudió a un defensor de oficio para que le ayudara a recuperarla. Actualmente se encuentra en juicio la propiedad, que es lo último que le queda luego de haber perdido ahorros, su coche, su tranquilidad y la salud.
Lo único que le da fuerzas a Tony para seguir adelante, son sus dos nietos. Cuenta que le gustaría llegar a ver que su nieta cumpla 15 años. Esa ilusión, es lo que le hace aferrarse a la vida.
“Es una gran impotencia saber que no me gasté mi dinero, que lo ahorré por tanto tiempo y de pronto, por lo que nos hicieron, otra vez debo volver a trabajar en lo que sea para tener dinero para comer”, detalló la ex sobrecargo.
T4
Tony tampoco tiene mucha familia que le pueda ayudar; su círculo cercano está formado por su hermana, una primera, su hijo y sus nietos; además, explica que le da mucha vergüenza pedirles apoyo, pues todos tienen obligaciones con las que deben cumplir. Vive en casa de su mamá con su hijo, divorciado.
Recordó que aunque Peña Nieto se comprometió a hacer que Mexicana de Aviación volviera a volar –en uno de sus compromisos firmados ante notario- no ha hecho nada por apoyar para que a los jubilados se les respeten sus derechos y les paguen conforme a la ley.
“Ya ve los anuncios que salen ahorita donde dice que lo bueno no se dice pero cuenta, yo digo: ‘Ay, Dios mío, pero qué desvergonzado’. Yo sólo les pido que nos devuelvan nuestro dinero, lo que trabajamos, lo que ahorramos durante muchos años. En este país en el que dicen que se respetan los derechos humanos, que debe uno de denunciar y todas esas cosas que promueven, que lo hagan realidad con nosotros. No somos un grupo grande, somos pocos que honradamente ganamos y ahorramos nuestro dinero para no batallar en este momento de nuestras vidas. No es justo que por unas cuentas personas, estemos padeciendo”, reclamó Tony.

¡Comenta, debate y comparte!, ¡Romper el cerco informativo, crear conciencia y promover el cambio verdadero, está en tus manos.

¡No te pierdas y comparte mi canal youtube
Por cierto, ¿Ya hiciste tu contribución económica?, ¡Espero tu apoyo para www.tiraderodelbote.com http://ow.ly/qbLIv

¡Tiraderodelbote en twietter!